Hacer rúbricas o los beneficios de un sistema de evaluación diverso

Esta vez he querido hacer una entrada práctica, con datos o sugerencias que os puedan servir para llevar al aula e ir haciendo pequeños-grandes cambios en nuestra práctica docente.

Os he comentado, en otros post, mi interés por avanzar e ir aprendiendo nuevos sistemas de evaluación. Sin duda, una de las herramientas que nos pueden servir,  son las rúbricas de evaluación.

Pero empecemos por el principio, ¿qué es una rúbrica? ¿para qué sirve?

Las rúbricas también son llamadas matrices de evaluación. Se estructuran en una tabla de doble entrada en donde se señalan, por un lado, las categorías que queremos evaluar y en el otro una escala que indica diferentes niveles de competencia en dichas categorías. Estas escalas pueden establecerse con números, normalmente del 1 al 4 (siendo 1 el nivel más bajo) o con adjetivos/verbos (excelente, bueno, adecuado, no conseguido)

Son muy útiles para cierto tipo de evaluación, sobre todo de proyectos o en actividades de expresión oral/escrita. Al profesorado le sirven para fijar unos criterios objetivos y estables, pero, en mi opinión, la mayor ventaja es para el alumnado y para potenciar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Al dar una rúbrica a nuestro alumnado le estamos especificando qué le pedimos, qué consideramos importante, qué evaluaremos y cómo son nuestros criterios de corrección. Teniendo de antemano la rúbrica lo que podrá hacer nuestro alumnado es prepararse en función de unos estándares que ya conocen y eso redunda no solo en un mejor resultado sino también en mayor motivación y, al sentirse bien preparado y obtener buenos resultados, en una mejora de la autoestima.

Es cierto que para las etapas de infantil y al inicio de primaria, las rúbricas hay que adaptarlas bastante o bien ser utilizadas solo por el profesorado que, además, puede compartirlas y así asegurar una evaluación mucho más homogénea entre grupos con profesorado diferente (lo que muchas veces acarrea bastantes problemas)

Hay muchas páginas web que os pueden facilitar diferentes rúbricas según la materia que impartáis. Yo, en muchas ocasiones, uso Rubistar (http://rubistar.4teachers.org/index.php?skin=es&lang=es). Es una página gratuita y la calidad de las rúbricas es buena, además, también te permite la opción de modificarlas con tus propios criterios y categorías.

Quiero poneros de ejemplo una rúbrica que he realizado con Rubistar para evaluar la expresión oral. Una hora a la semana, en mis clases de lengua, hacemos expresión oral (en ocasiones también “mezclo” con comprensión oral o con expresión escrita)

Las actividades de expresión oral son diversas, pero sobre todo en los primeros meses de curso, me gusta mucho que hacer la actividad que paso a describiros y para la que empleamos la matriz de evaluación que os adjunto. Les explico a mis chicos y chicas que deben preparar una exposición de entre 3 y 5 minutos hablando sobre un tema libre con el que se sientan a gusto, les permito traer un objeto, prezi o ppt para reforzar su exposión.  A la semana siguiente, normalmente de forma voluntaria, salen 2 alumnos/as y hacen su exposición. Yo me siento en la parte de atrás de clase y tomo notas de “lo que hacen bien y lo que pueden mejorar”, cuando acaban, el resto del alumnado les evalúa con la rúbrica que deben tener en su libreta o carpeta y después yo comento mis anotaciones. Al acabar, cada grupo de clase (están de 4 en 4) da la media de cada categoría y así obtengo yo la nota uniéndola a la mía. Esta actividad se repite de semana en semana y antes de acabar la clase se piden las dos personas voluntarias para la siguiente.

Como podéis ver, en esta actividad desarrollamos y trabajamos muchas competencias y varias de las inteligencias múltiples. Sobre todo, lo pasamos genial en clase, aprendemos muchísimo (he visto desde cómo hacer sushi hasta tallas en madera pasando por diversos instrumentos musicales o equipos de casi todos los deportes imaginables) y es una forma de empoderamiento fantástico para quienes, muchas veces, no se atreven a participar en clase.

Os animo a que realicéis esta actividad o que la modifiquéis a vuestro gusto (y después la compartáis en la Tertulia de docentes) y a que empecéis a emplear rúbricas para evaluar este tipo de actividades. Ya nos contaréis qué tal la experiencia.

Gracias por tanto

Have your say

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies